Pierre, Fulgente y Jean Esquerré

Pierre, Fulgente y Jean Esquerré

Muchas empresas han tenido su origen en un barco y nuestra empresa no es la excepción. En un barco viajaba Adrián Haran, emigrante francés, quien -subyugado por la glacial belleza del Atlántico- tuvo la ocurrencia de exportar cueros y lanas a Europa. Su espíritu emprendedor sólo estaba comenzando, ya que meses después inicia la exportación de artículos industriales. Así, en una tarde de octubre de 1885, funda HARAN Y CIA LTDA.

Entre 1903 y 1910 llegan a la región los hermanos Fulgense, Francois, Pierre y Jean Esquerré. Adrián Haran no duda en incorporarlos a la Compañía. Pero la empresa iba a dar un salto cualitativo cuando tiempo después los hermanos Esquerré pasan a transformarse en socios de Don Adrián.

Con el inicio de la primera guerra mundial, los hermanos sintieron el llamado de su tierra natal. Su sangre, como muchos compatriotas, tiñeron de rojo las verdes campiñas francesas. Francois entregó su vida para liberarla, su hermano Pierre recibió graves heridas que lo mantuvieron al borde de la muerte. Sólo Jean regresa a Concepción y sigue adelante con la Compañía.

Con los años, los vertiginosos cambios producidos en el mundo (donde no escapó lo económico, social ni tecnológico) hicieron que el mercado textil representara una manifiesta oportunidad y quién mejor que Jean Esquerré, a cargo de la Compañía, para aprovecharla. Es así como desde 1925 se dedica a la compra de telas; logrando, en poco tiempo, convertirse en una de las empresas más importantes del sur de Chile.

image003

Jacques Esquerré

La visión emprendedora de don Jean y de sus hijos: Francois, Jacques y Paul (quienes estaban empapados de la noción de empresa gracias a su padre) permitió que hicieran suyas la expansión y las nuevas políticas comerciales, dando inicio al mundo de la confección industrial.

Actualmente, miles de buzos, jeans, jardineras, casacas, delantales, jockeys, parkas, trajes administrativos, industriales, e innumerables otras prendas, son distribuidos a lo largo de todo Chile. Guardando las proporciones, dichas prendas son los hijos de la tercera generación de visionarios que empezaron la industria textil y que hoy ve reflejado su esfuerzo en una gran Compañía con vistas a ser aún más grande, innovadora y dedicada a dar soluciones textiles a sus clientes.